si quiero islas canarias

Trámites legales para contraer matrimonio en las Islas Canarias

El mejor destino para dar el sí quiero

Paraíso de contrastes y calidez que se perpetúa todo el año, sus paisajes de arenas rubias y cumbres frondosas, junto a sus suaves temperaturas, convierten a las Islas Canarias en el mejor escenario para declararse amor eterno en una ceremonia inolvidable junto a familiares y amigos. Si además, se quiere que la celebración tenga efectos legales, hay que tener en cuenta los siguientes requisitos:

Trámites legales para la celebración del matrimonio civil

Los requisitos establecidos por la legislación para contraer matrimonio legal en España, y por tanto en las Islas Canarias, son muy diferentes según la nacionalidad o lugar de residencia de los contrayentes. En el caso de que ambos contrayentes ostenten la nacionalidad española o residan legalmente en España, es posible celebrar el matrimonio legal en las Islas siempre y cuando hayan solicitado el correspondiente traslado de su expediente desde el ayuntamiento de su municipio de residencia, trámites que suele demorarse unas tres semanas aproximadamente. En el caso de que ambos contrayentes sean de nacionalidad distinta de la española, la legislación española no permite su matrimonio civil en España. En el caso de que uno de los contrayentes fuera español o residente, resulta recomendable consultar los trámites a realizar en el consulado de España correspondiente.


Por el rito católico

Cuando se trate de ceremonias católicas, los efectos de un matrimonio contraído en las Islas Canarias son plenos a todos sus efectos, en función de la legislación de cada país, con independencia de la nacionalidad de los contrayentes. En este caso, los trámites legales resultan bastante sencillos. Una vez elegida la iglesia en las Islas y establecida una fecha con el párroco responsable, únicamente es necesario solicitar en la diócesis de origen el expediente de los contrayentes, proceso que tarda un mes aproximadamente. También es necesario que los novios tengan ya hecho el cursillo prematrimonial en su país.